¡Consultá Ahora!
  17 de Noviembre de 2018
    Mapa de SitioAgregar a FavoritosContactanosHomePublicite en Tarjeta Vip 
 Albergues Transitorios
 Restaurants
 Turismo
 Descuentos especiales
 Mapa de Ubicaciones
 Sorteo VIP
 Newsletter 
 Preguntas Frecuentes
 Famosos
 Contactanos


 
 
 
Home > Famosos

Más Famosos
Febrero de 2007
María Figueras
El teatro como forma de vida
La familiaridad de su cara resulta evidente cuando uno repasa los programas de TV en los que participó. Pero además es hija de actores y se destacó en una gran cantidad de trabajos arriba de las tablas. Por todo esto es que interrumpimos a María en medio de un ensayo para charlar un rato. La actriz repasó los comienzos de su carrera, habló de los sinsabores de la profesión y nos contó de qué se trata Espía a una mujer que se mata. Obra que protagoniza de Jueves a Domingos en El Camarín de las Musas, Palermo.
 

-Contanos un poco de la obra que estás haciendo…
-Se llama Espía a una mujer que se mata, y está basada en “Tío Vania” de Anton Chéjov.

-El ruso
-Sí, un autor contemporáneo que habla de cosas muy vigentes. Puntualmente esta historia transcurre en una familia disfuncional de la época zarista de Rusia. Donde mi personaje –Sonia- junto a su tío –Vania- trabajan duro en el campo para mantener a su padre y hermano respectivamente. Un gran catedrático que hasta ese momento vivía en la ciudad.

-¿Y qué es lo que pasa?
-Este supuesto gran catedrático con el correr del tiempo ya no es tal. Está jubilado y se siente perdido. Por lo que decide volver a su casa precaria. Allí donde siempre le habían dejado todo servido. Donde todos trabajaban para él. Pero termina destartalando la vida de la familia entera…

-Es verdad, la temática es muy vigente
-Y bueno, además Chéjov mezcla personajes con otras obras. Así es que por ejemplo en algunos pasajes dos hombres hacen de criadas jeje. La obra tiene mucho humor. Por momentos la gente se muere de risa… y por otros es un dramón terrible y la gente llora!

-Para tanto?
-El otro día por tercera vez había una chica llorando en la platea. Y al final se acercó y me dijo: “¡Perdoname! ¡Pero la tenía que volver a ver!”. “¡Volvé cuando quieras!”, le respondí. “¡La próxima te invito yo!”.



-En una nota dijiste que el director –Daniel Veronese-, era como el Carlos Bianchi del teatro…
-Sí, jaja! Es verdad. Lo que pasa es que trabaja muy bien con los actores.

-Y como nació esa metáfora futbolera? Porque para decir eso algo hay que saber…
-Sí, jeje. Me gusta el fútbol y además Veronese es de Boca. Bianchi armaba equipos que siempre salían campeones y a mí me encanta Boca! Pero tengo un problema porque mi padre es de River…

-Dejémoslo ahí entonces ¿Siempre fuiste actriz?
-Sí. Mis padres son actores, entonces desde chica me gustó el tema de la actuación. Era hiperquinética. Hacía de todo. Pero el único lugar en el que me quedaba quieta era en el teatro. Me quedaba dura. Estaba en paz.

-Mirá vos…
-Bueno, en realidad no me quedaba del todo quieta. A veces me quería subir al escenario. Y bueno… una vez lo hice.

-¿En el medio de una obra?
-Sí jeje. Era un infantil. ¡Me mandé y después un montón de chicos empezaron a subirse también! Nadie entendía nada. Hasta que empezaron a desalojarnos a todos (se ríe). Tenías que ver la cara de la gente sacando a los chicos. Yo estaba re feliz!

-La que debía estar feliz era la persona que te llevó…
-Estaba con mi tía que era un poco permisiva. Creo me le escapé, andá a saber… Se ve que algún desperfecto en mi cuidado hubo, pero lo cierto es que algo me hizo “click” y me mandé.

-Al tener tus padres artistas habrás tenido todo el apoyo para elegir esta carrera
-Sí, aunque también me tocó vivir en carne propia el padecimiento de la profesión. La gente piensa que todos los actores trabajan y tienen plata. Pero no. Cada vez es más grande la brecha entre los que realmente ganan y el resto.

-Como en todos lados…
-Capaz que laburás un año y después estás parado otro. O te vienen muchos laburos juntos y después no tenés nada. Es como una ley. Yo antes me enojaba mucho hasta que un día dije “bueno, me entrego. Esto es así”.

-¿Y en la época en que no hay laburo qué se hace?
-Cuando era más chica y vivía en lo de mis viejos me dedicaba a estudiar. Hacía muchos cursos, seminarios, etc. Pero ahora que vivo sola no puedo darme ese lujo (se ríe)

-Hiciste mucho teatro… pero también te vemos cara conocida de la tele
-Sí. En una época hacía mucha tele…

-Pensionados, Son Amores, Calientes, Gasoleros (hasta acá una chica Pol-K). Pero también hiciste Las Chicas de enfrente… y uno de las mejores novelas de la historia que fue Inconquistable Corazón
-Jaja es verdad!

-¿Qué hacías en Inconquistable?
-¡Atendía el kiosco del colegio! Pasa que en el medio me llamaron de Modelos 90-60-90 para hacer un personaje de mala y me fui. Al mismo tiempo estaba terminando Life college, la novela de Jugate Conmigo. Te acordás? Jeje Bueno ese fue mi primer trabajo en televisión!

-Ja!
-Sí, era muy chiquita. Tenía 18 años e hice veinte mil castings. Me eligieron entre 500 chicas más o menos. ¡Fue como sacarse el bingo! Sigo amiga de muchos de los que estaban ahí. Michel se fue a vivir a Méjico, el Chino produce cine, Luciano Castro sigue actuando. Bueno, sé más o menos en qué anda cada uno.

-¡Qué no se corte!
-Tal cual! Como verás no soy una persona prejuiciosa.

-Está clarísimo! Hay artistas de teatro que se rasgan las vestiduras cuando les hablás de la tele. No es tu caso.
-En la tele no hay mucho tiempo para profundizar, pero tenés una inmediatez que te sirve. Es un lugar que puede resultar muy creativo si uno trata de jugarlo en su favor. Aunque yo la verdad que en un momento dado empecé a hacer teatro y me gustó mucho más. Digamos que lo elijo como forma de vida.

-Hablando de eso: ¿Qué tal la experiencia de hacer “Teatro por la identidad”?
-Fuerte. Hice un monólogo de Mariana Pérez, una chica cuyo hermano nació en cautiverio durante la época del proceso. Ella lo buscó durante toda su vida y lo encontró recién hace cuatro años. La obra cuenta su propia historia.

-Muy fuerte…
-Mariana creció sin padres y con un hermano imaginario del cual sabía que estaba vivo, pero no sabía dónde. Entonces desde chica registraba todo para contárselo el día que lo viera. Se empeñaba en recordarlo todo. Cómo era su casa, cómo era lo de su abuela, etc.

-¿Cómo fue que te convocaron para hacerlo?
-Ella me había visto en una obra y me llamó para que hiciera el personaje. Cuando leí el libreto no podía parar de llorar. Estaba escrito con las entrañas…

-Me imagino
-Siempre tuve pánico de que fuera el hermano a ver la obra. Porque yo en el monólogo le hablaba directamente a él.

-¿Y qué pasó?
-Nunca fue. Pero un día fui como invitada al programa de Georgina Barbarossa a hablar de la obra y él lo estaba viendo. Llamó a su hermana y le dijo: “Che estoy viendo a tu doble en la tele”. Nunca pensé que iba a ver ese programa. Qué loco eso, no? (se ríe).

-Está arrancando el año. ¿Qué expectativas para este 2007?
-¿A nivel personal o profesional?

-De las que tengas
-Eeemmmmm… Aprender a disfrutar de las cosas. De un tiempo a esta parte me independicé, vivo sola y hay una parte de mí que lucha por crecer. Pero siempre siento culpa. Cuando me va mal, cuando me va bien, siempre! (se ríe). Debería tratar de disfrutar más hasta de los problemas en vez de conformar a los demás. Esas son mis expectativas para el 2007.

 


-Hay regalos. Un exquisito vino orgánico de Bodegas Vinecol
- Alucinante! Está buenísimo el vino orgánico.

-Y también un Turno en el Hotel Horizonte.
-Jaja No te puedo creer! ¡Ustedes la tienen re clara! ¡Muchas gracias!

-Los dos regalos se complementan
-Sí, jaja hay como una línea editorial. Muy bueno.

Javier Lafuente


Bodegas Vinecol
Hotel Horizonte

 
Backstage
María nos recibió en Teatro Mínimo, una vieja casona del barrio de Palermo remodelada y transformada en locación, teatro, sala, casa y quién sabe cuántas cosas más. Pero queda claro que de “mínimo”… sólo el nombre. La actriz interrumpió sus ensayos y en medio de una acalorada tarde habló gentilmente con Tarjeta VIP. Llegamos con un sol gigante a cuestas y nos fuimos con amenaza de granizo. Prueba de que estuvimos un buen rato. Prueba de que la charla fue amena.
Ficha Personal
Además de sus múltiples trabajos en teatro por los cuáles fue nominada –por ejemplo- al Premio Clarín Espectáculos 2005, participó en verdaderos clásicos de la televisión argentina. Un cortado, Los Pensionados, Son Amores, Calientes, Gasoleros, Mamitas, Ricos y Famosos, Las Chicas de Enfrente, Naranja y Media, 90-60-90 Modelos, Por Siempre Mujercitas, La Hermana Mayor, Inconquistable Corazón y Life Collage entre otros. En lo que respecta al cine acaba de terminar la filmación de Trece corazones. Un film de Sergio Renán que se estaría estrenando en abril y en el que actúan también Nicolás Cabré, Mónica Ayos, Luis Luque y China Zorrilla.
 
<< Todos los famosos >>
 
 

 

Arriba

Contactanos | Publicite | Términos y Condiciones